diciembre 2, 2023

Prueba de choque en la vida real: Los vehículos eléctricos de Mercedes-Benz son tan seguros como sus demás modelos

Con la primera prueba de choque pública que involucra a dos vehículos completamente eléctricos, Mercedes-Benz va más allá no solo de los requisitos legales, sino también de los de la industria de calificaciones. Euro NCAP establece una prueba de impacto frontal utilizando un carro de 1,400 kg con una barrera de panal de aluminio que replica la parte frontal de otro vehículo. De acuerdo con las especificaciones, el vehículo de prueba y el carro colisionan con una superposición y a una velocidad de 50 km/h. Mercedes-Benz, sin embargo, utilizó dos vehículos reales, un EQA y un EQS SUV, que son significativamente más pesados, con alrededor de 2.2 y tres toneladas respectivamente. Además, ambos modelos iban más rápido, alcanzando cada uno los 56 km/h, lo que significa que la energía total del choque fue considerablemente más alta de lo requerido por la ley. La extensa deformación de los vehículos después de la colisión puede parecer alarmante para el no experto. Sin embargo, para los ingenieros de Mercedes-Benz, demuestra que los vehículos pudieron absorber eficazmente la energía de la colisión mediante la deformación. Como resultado, la célula de seguridad para los pasajeros de ambos modelos eléctricos permaneció intacta y las puertas aún podían abrirse. En caso de emergencia, esto haría posible que los ocupantes salieran del vehículo por sí mismos o que los servicios de emergencia y el personal de rescate pudieran llegar a ellos. El sistema de alto voltaje en el EQA y el EQS SUV se apagó automáticamente durante la colisión.

La prueba de choque en el Centro de Tecnología para la Seguridad de Vehículos del Grupo en Sindelfingen demuestra la filosofía de seguridad en la vida real de Mercedes-Benz: fabricar autos que se sostengan no solo en escenarios de pruebas de choque definidos, sino también en accidentes reales. El escenario de prueba que implica una velocidad de 56 km/h y un solapamiento frontal del 50 por ciento corresponde a un tipo de accidente común en carreteras rurales, por ejemplo, durante una maniobra fallida de adelantamiento. La velocidad seleccionada para la prueba tiene en cuenta que, en un accidente real, los conductores aún intentarían frenar antes del peor caso de una colisión.

En el Spotlight

Descubre lo último de autozama

Suscríbete a nuestras actualizaciones

Manténte informado con noticias, eventos exclusivos y más de Autozama.

Reciba las últimas novedades y actualizaciones directamente en su bandeja de entrada

Solicite una prueba de manejo completando el formulario. Descubra la excelencia de conducción que ofrecen nuestros vehículos

Complete el formulario a continuación y reciba su cotización personalizada